lunes, 30 de marzo de 2015

Los diez museos más extraños del mundo


Hay quien se acerca a los museos como una manera de relajarse, de abstraerse, de disfrutar. Pero probablemente alguno de estos museos de los que tratamos hoy nos produzca pesadillas. Otros despiertan nuestra curiosidad hasta límites insospechados. No se trata de arte o de arqueología, sino de objetos y seres extraños, increíbles e incluso inexistentes (según creencias, claro...). ¿Dónde están los museos más extraños del mundo?

En este vídeo hacemos un recorrido por esos diez espacios insólitos, viajando a Japón, a Estados Unidos, a la República Checa... y conociendo desde especímenes sorprendentes (humanos, animales...) a seres que rozan o directamente se inscriben en lo sobrenatural. ¿Conoces alguno de estos atípicos museos?
  1. El Museo de criaturas monstruosas o Gensou Hyouhon Hakubutsukan, en Japón es escalofriante. No apto para todas las sensibilidades ya que se trata de una colección de criaturas que parecen salidas de nuestra peor pesadilla o de la mente de algún retorcido creador de historias terroríficas.
  2. El Museo del penela Faloteca Nacional de Islandia es probablemente la única en el mundo que contiene una colección de especímenes fálicos pertenecientes a varios tipos de mamíferos que se encuentran en un solo país. A pesar de que se esboza una sonrisa en el lector, se trata de un espacio serio donde se propone un estudio en el campo de la falología de manera organizada y científica. Su colección consta de doscientos ochenta penes y partes de este miembro pertenecientes a casi todos los mamíferos marinos y terrestres de Islandia. ¡Próximamente también de homo sapiens!
  3. El Museo de los instrumentos de tortura en Praga no lleva a esos rincones terribles de la mente humana, capaz de instaurar los sufrimientos más extremos en sus congéneres. Herejes, brujas y enemigos del estado eran torturados o quemados en la hoguera. Una visita impactante en uno de los museos de la tortura más completos de Europa, con decenas de instrumentos que por desgracia fueron utilizados realmente.
  4. El Museo del sexo en Ámsterdam nos propone un recorrido menos inquietante. También conocido como “El Tempo de Venus”, se considera el primer museo del sexo construido del mundo. En él podemos contemplar una gran colección de piezas eróticas, fotografías, cuadros, grabaciones, objetos sexuales... Se ha convertido en uno de los museos más visitados de la ciudad.
  5. El Museo de los parásitos en Tokio (Meguro Parasite Museum), que ofrece una extensa exposición sobre la mayoría de parásitos que pueden llegar a alojarse en el cuerpo humano o en el de las mascotas. Fruto del trabajo de profesores especializados en parasitología, en el museo se alojan distintos parásitos de medidas inusitadas en ocasiones y todos con una historia médica detrás, algunas capaces de revolver el estómago...
  6. El Museo de la brujería y el vudú en Nueva Orleans, un pequeño museo dedicado a la historia de la religión vudú. Aquí encontramos máscaras rituales, muñecos de trapo destinados a ser torturadores a distancia y otros instrumentos utilizados por las sacerdotisas del vudú, especialmente de "la reina del vudú" en la ciudad,  Marie Laveau. En el mismo espacio podemos comprar pociones mágicas o hacernos leer el futuro por una médium.
  7. El Museo de objetos médicos extraños, en Filadelfia, con una colección originalmente donada por un médico en 1858 y que en la actualidad acoge múltiples objetos médicos y reproducciones de casos médicos curiosos. 
  8. El Museo Internacional del ovni (Roswell UFO Museum), situado en el antiguo teatro de Roswell (Nuevo México, Estados Unidos), nos traslada a las películas de ciencia ficción, que a veces no parecen tan ficcionales... El museo se fundó en 1992 para ofrecer información sobre extraterrestres, platillos voladores, abducciones y todo lo relacionado con el incidente de Roswell. 
  9. El Museo del crimen en Londres, conocido durante un tiempo como el Museo Negro (Black Museum). Ubicado en las dependencias de la popular policía metropolitana de Londres, Scotland Yard, solo se puede visitar previa solicitud. Con un apartado exclusivo dedicado a Jack el Destripador, se recogen armas y se reproducen crímenes y víctimas desde el siglo XIX a la actualidad.
  10. El Museo del demonio (Museo Žmuidzinavičius) en Kaunas (Lituania), dedicado a coleccionar y exhibir esculturas y tallas de demonios procedentes de todo el mundo. Con una colección de unas 3000 piezas exhibidas, algunas relacionadas con mitos folclóricos y otras expresan ideas políticas diversas, refiriéndose a "demonios" más reales...
¿Qué os parece este recorrido por los diez museos más extraños del mundo? ¿Conocéis alguno personalmente? Yo admito que hay algunos a los que no me acercaría... para prevenir pesadillas. Ya tan solo viendo las imágenes es posible que no me libre de algún mal sueño hoy.

Foto: Jim Fischer en Flickr-CC

2 comentarios:

Viajeros sin Limites dijo...

Admito que a unos cuantos me daría escalofrio entrar, pero hay algunos muy interesantes, gran post

Eva Paris dijo...

Hola, ciertamente algunos dan repelús... ¡Gracias por tu comentario! :) Un saludo