martes, 14 de abril de 2015

14 secretos de York que probablemente no conocías


Seguimos deteniéndonos en una ciudad de cuento, York, con su aire medieval y vikingo, que nos deja sabor a chocolate y fish and chips, a helados callejeros y pasteles de carne... York, una ciudad histórica de la cual rescatamos unos cuantos secretos para deleite del viajero y del curioso. ¿Me acompañáis?

Curiosidades de York

  • Las murallas de York se extienden a lo largo de unos cuatro kilómetros de longitud. Los tramos más antiguos fueron levantados en el siglo I, con la llegada de los romanos, aunque se conservan las murallas medievales. Se trata del tramo de murallas más largo y mejor conservado de toda Gran Bretaña. Para los habitantes de York, pasear por estas murallas es la actividad más relajan que pueden hacer en su ciudad. ¡Y para nosotros también!
  • La ciudad fue fundada como Eboracum en el año 71 d. C. por los romanos y la convirtieron en una de las dos capitales de la Britania romana. Más tarde llegarían los anglos, que llamaron a la ciudad Eoferwic, capital del Reino de Northumbria. Los vikingos tomaron la ciudad en el 866, renombrándola Jórvic, capital del reino del mismo nombre. Alrededor del año 1000 pasó a llamarse definitivamente York.
  • Una de las capitales del mundo toma el nombre de York y su condado: Nueva York. En 1664, los ingleses conquistaron la ciudad (Nieuw Amsterdam) y la rebautizaron con el nombre de Nueva York en honor al Duque de York y Albany.
  • La calle más corta con el nombre más largo se sitúa en York. "Whip-Ma-Whop-Ma-Gate" se llama esta callecita, en la actualidad unida a una plaza. En 1505 se la conocía como "Whitnourwhatnourgate", que podemos traducir como "¡Vaya calle!". Casi tardas más en decir su nombre que en recorrerla.


  • York Minster es la segunda catedral gótica más grande del norte de Europa, después de la de Colonia. También es la construcción más alta de York. En su extremo oeste se encuentra La Gran ventana del Oeste, conocida por su curiosa vidriera como "Heart of Yorkshire" (el corazón de Yorkshire). Cuenta la leyenda que los enamorados que se besan bajo esta vidriera seguirán juntos de por vida. En la parte sur se localiza un famoso rosetón, cuyos cristales (año 1500) conmemoran la unión de las casas reales de York y de Lancaster.
  • La sala Capitular de York Minster es una de las más grandes de forma octogonal y destaca la ausencia de columna central que sostenga la techumbre. La cubierta de madera, un diseño innovador, podía ser soportada solo por los contrafuertes. La sala se encuentra decorada con decenas de esculturas de cabezas, sin que haya dos iguales.
  • El popular nombre de "jamón de York" proviene de esta localidad, desde donde se extendió esta forma de elaborar el jamón. Fue el carnicero Robert Burrow Atkinson en 1860 cuando, en los sótanos del local ubicado en el Blossom Street, curó la carne cociéndola. Pero realmente, serían las tribus del norte de Europa las que idearían en principio esta forma de conservación de las carnes.  A fines del XIX los visitantes quedaron encantados con el "jamón de York" y esa denominación se extendería a otros lugares del Reino Unido y buena parte del mundo después.
  • El Yorkshire terrier es una raza canina que nació de la combinación de terrier escoceses e ingleses, cuando una parte de la población de Escocia se vio desplazada, debido a la Revolución industrial, al estado de Yorkshire (con capital en York) y de Lancashire.



  • York aparece salpicado de bicis amarillas que se colocaron para adornar la ciudad con motivo del paso del Tour de Francia en 2014 por la localidad (en su segunda etapa). Enganchadas a las vallas o colgadas en las paredes, de vez en cuando hacen su aparición varias de estas bicicletas en distintos sitios de la ciudad.
  • El peculiar barrio de The Shambles debe su nombre a un término en desuso para referirse a las zonas de mataderos. En sus calles había decenas de carnicerías y aún hoy se pueden ver en las fachadas los ganchos donde colgaban la carne. Muchas de sus casas son irregulares porque se compraba el solar por metros y se quería ampliar las casas en los pisos superiores.
  • En el Museo Nacional del Ferrocarril, el National Railway Museum, está la locomotora Mallard que en 1938 hizo el récord de velocidad al vapor de 126 millas por hora. También aquí podemos contemplar los vagones de lujo de las reinas Adelaida y Victoria.

Los pubs de York

  • Dicen que York tiene 365 pubs, uno para cada día del año (o noche), en los que tomar una buena pinta de cerveza, comer, escuchar música en vivo e incluso dormir. Algunos de estos pubs son de leyenda...
  • En York se encuentra el pub más encantado del mundo: The Golden Fleece. En este pub de suelos irregulares y paredes encantadas, que también presume de ser la posada más antigua de la ciudad, nos acompañan cuadros terroríficos, esqueletos y un halo de misterio entre cervezas y platos típicos. Un anciano demente y una joven que robaba a los clientes, asesinada en la época victoriana, son algunos de los espectros que lo frecuentan. Quien se atreva, puede dormir en alguna de sus habitaciones encantadas... pero de momento nos quedamos a comer y a disfrutar de la gastronomía de la zona.
  • El Yorkshire pudding es una oblea de masa horneada que se sirve junto a carne, originaria de aquí pero extendida como especialidad a todo el Reino Unido. Surgió como una manera de aprovechar los jugos que goteaban de las piezas de carne que se asaban, colocando debajo una masa en un molde. Hay que probarlo.

2 comentarios:

Jorge Rueda De la Rosa dijo...

365 pubs?! Pero, que encanto de ciudad! Muy buenos contenidos me encanta vuestro blog guía de turismo. Yo que me había confundido con nueva york. un saludo.

mariano dijo...

Nueva york es una ciudad hermosa, impactante, con muchos rincones por descubrir, eh tenido la posibilidad de estar hace un tiempo y quede impactado, acá les dejo una web con excelentes opciones www.bestday.com.ar me encanta el blog.