jueves, 25 de enero de 2007

¿Es el sol? No, es un reflejo


En el pequeño pueblo italiano de Viganella, situado en los Alpes, ya luce el sol. Y lo hace gracias al "Encuentro de la Luz", un proyecto hecho en colaboración con la ciudad española de Huelva que permite a la localidad alpina tener luz del sol reflejada durante el invierno gracias a un monumental espejo colocado en la montaña.

Viganella, con 185 habitantes y enclavado en el valle de Antrona, linda con una cadena montañosa que le tapa la luz del sol desde el 11 de noviembre al 2 de febrero. La solución a la falta de sol se ha encontrado en una gran estructura de 11 toneladas, que sostiene un espejo de 40 metros cuadrados de superficie, colocada en una de las montañas, a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar.

De este curioso modo el reflejo de la luz solar ilumina ya los 250 metros cuadrados de la plaza de la localidad y lo hará cada día, gracias a un mecanismo de rotación del espejo que va siguiendo el recorrido del sol, durante un mínimo de seis horas, hasta febrero.

Vía: El Mundo
Más información: Viganella

3 comentarios:

Ana. dijo...

Otra cosa no sé, pero ingenioso lo es,y mucho. Pero, ¿proporcionará los mismos beneficios que el verdadero Sol? Supongo que no. De todos modos han conseguido su luz, y eso, sin duda, es lo que más importaba a estas 148 personas.
Curioso, muy curioso. ¿Y si utilizásemos este invento en nuestras casas? ¿Quién nos dice que el día de mañana no acabemos ilumniando las habitaciones interiores de nuestros hogares con complicados sistemas de espejos?...

Sincronie dijo...

Pues lo podrían llevar también a los países nórdicos. Igual que el sol nunca va a ser, pero algo es algo.

Un saludo :-)

Eva Paris dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios!
Desde luego, buena idea, aunque coincido en q se perderán las mejores propiedades del sol... Pero donde haya luz natural, q se quite lo demás.
Saludos!