jueves, 16 de noviembre de 2006

Picasso y el circo en Barcelona

No dejéis pasar una oportunidad estupenda si vais a Barcelona: disfrutar de malabares, payasos, saltimbanquis, trapecios... genialmente representados, y quizá salir con la mirada más ingenua y echada hacia atrás, cuando nos fascinaba el maravilloso mundo del circo.

El Museo Picasso de Barcelona ofrece estos días una exposición de cerca de 300 obras en las que el artista malagueño muestra su pasión por el mundo circense. Una temática que tiñó de colorido y fantasía prácticamente toda la trayectoria del autor. "Picasso y el circo", que se podrá ver hasta el 18 de febrero, reúne obras de museos y colecciones particulares en la más amplia exposición dedicada al pintor sobre este tema.

El recorrido, que ocupa ocho salas, incluye piezas inéditas, óleos, grabados, máscaras y cerámicas, así como una treintena de lienzos de la colección permanente del museo, como la Barraca de feria, su última adquisición, y el cuadro emblema de esta cita, el famoso Arlequín que el artista malagueño pintó en 1917.

Según he sabido al conocer esta noticia, la fascinación del pintor por el arlequín deriva de que ve en esta figura un "autorretrato", al verse como "un marginado y un iniciado al mismo tiempo", una atracción que luego sintió por el minotauro, que también veía como su 'alter ego'.

Vía: Diario Córdoba

2 comentarios:

somos dijo...

No sabía de esta afición de Picasso por el circo. Puede estar interesante. Lo tendré en cuenta para la próxima vez que vaya a Barcelona.

Eva Paris dijo...

Desde luego yo no me lo perdería..., disfrutar de Picasso en cualquiera de sus temáticas es apasionante.
Gracias por tu comentario.