martes, 21 de noviembre de 2006

El pasajero maloliente expulsado, y con razón

Un pasajero alemán expulsado de un avión por su mal olor corporal ha perdido un juicio en el que exigía el pago de una indemnización de 2.200 euros a la compañía aérea British Airways.

Según informa la agencia de noticias Deutsche Press Argentur, el hombre quería regresar el año pasado de Hawai a Düsseldorf. Sin embargo, fue obligado a bajar del avión poco antes del despegue después de que su vecina de asiento se quejara del fuerte olor a sudor que desprendía el pasajero.

El personal hizo salir del avión al viajero poco antes de despegar por no cambiarse la camisa, ya que las maletas habían sido almacenadas en la bodega del aparato. British Airways hizo uso de una cláusula (por primera vez en su historia) que le permite excluir de los vuelos a personas con un olor corporal extremadamente desagradable.

El demandante exigía 2.200 euros de indemnización, pero el Tribunal de Primera Instancia de Düsseldorf ya había dado la razón a British Airways. Ahora, un tribunal superior ha rechazado el recurso del pasajero después de que éste no compareciera ante el juez al principio del proceso. ¿Se le haría tarde acicalándose para el juicio?

Vía: 20 minutos

1 comentario:

Albert dijo...

Desde luego, con razon! A veces da un asco subirse al lado de algunos en el metro o en autobus... deberia prohibirese tambien en esos lugares.
Albert